¿Sabías que muchas de las empresas que nos contactan tienen errores graves en sus páginas web?

Estos errores no solo perjudican la experiencia del usuario, sino que también pueden dañar tu reputación y afectar negativamente tu posicionamiento en Google.

¿Te preocupa que tu sitio web pueda estar afectado?

No te alarmes, aquí te contamos cuáles son los errores más comunes y cómo puedes evitarlos:

Ausencia de sitemap

El sitemap es como un mapa de tu sitio web, que ayuda a los motores de búsqueda a encontrar y comprender tu contenido. ¡Un gran número de páginas web de las pymes no lo tienen!

Solución: Crea un sitemap y envíalo a Google Search Console.

Falta de archivo robots.txt

Este archivo indica a los robots de búsqueda qué páginas de tu sitio web pueden indexar y cuáles no. ¡Muchas webs no lo tienen!

Solución: Crea un archivo robots.txt y súbelo a la raíz de tu sitio web.

Sitio web no seguro

Un sitio web no seguro pone en riesgo los datos de tus usuarios. Además, que buscadores como Google Chrome advierte cuando una web está sin certificado de seguridad SSL como “No es seguro”, lo que es un gran problema, porque alejará a tus visitantes.

Solución: Implementa el protocolo HTTPS en tu sitio web.

Errores en las etiquetas ALT de las imágenes

Las etiquetas ALT son esenciales para que los motores de búsqueda como Google comprendan el contenido de tus imágenes. ¡La mayoría de los sitios web de las empresas tienen imágenes mal etiquetadas!

Solución: Optimiza las etiquetas ALT de todas las imágenes de tu sitio web.

Poco contenido, títulos deficientes y falta de backlinks

Tu sitio web necesita contenido de calidad, títulos atractivos y backlinks para posicionarse bien en Google.

Solución: Crea contenido de calidad, optimiza los títulos de tus páginas y consigue backlinks de otros sitios web relevantes.

Las consecuencias de estos errores pueden ser graves

  • Mal posicionamiento en Google: Tu sitio web no aparecerá en los primeros resultados de búsqueda, lo que significa que menos personas te encontrarán.
  • Pérdida de reputación: Un sitio web con errores da una imagen poco profesional y puede generar desconfianza en tus usuarios.
  • Menos ventas: Si tu sitio web no es fácil de usar y no ofrece información clara sobre tus productos o servicios, es probable que pierdas ventas.

¡No te quedes atrás!

Toma medidas para corregir estos errores y hacer de tu sitio web una herramienta poderosa para tu negocio.

Recuerda:

  • El contenido es el rey: Crea contenido de calidad, informativo y atractivo para tus usuarios.
  • La usabilidad es fundamental: Asegúrate de que tu sitio web sea fácil de usar y navegar, tanto en computadoras de escritorio como en dispositivos móviles.
  • La seguridad es esencial: Protege los datos de tus usuarios implementando un protocolo HTTPS y otras medidas de seguridad.
  • El SEO es tu aliado: Optimiza tu sitio web para los motores de búsqueda para que aparezca en los primeros resultados de búsqueda.

¡Invierte en un sitio web profesional y seguro, y verás cómo tu negocio prospera!